Artistic Collections

Searcher


Beginning of the Collection


Telefonica´s Art Collection is the company´s commitment with the artwork of several artists which were scarcely represented in public and private art collections during the 1980s: Picasso, Chillida, Gris, Tàpies and Fernández.

Contemporary Photography


Telefonica´s Contemporary Photography Collection contains the works of 48 outstanding artists such as Jeff Wall, Cindy Sherman, Vik Muniz, Axel Hütte, Jorge Molder or Bleda y Rosa.

Cubism


Art collection based upon the works of Juan Gris and his contemporaries.

TELOS


The TELOS Art Collection was born to illustrate the TELOS magazine. Each number included artwork by well-known Spanish artists from the 1980s and 1990s.

New Figurative Painting


Our commitment to support the development and diffusion of our culture.

TÀPIES, Antoni > Tres grans arrencaments


Date:
1967

Technical and Support:
Técnica mixta sobre lienzo

Measures:
200 x 260 cm

Location and date of the author :
Barcelona, 13/12/1923 -- Barcelona, 06/02/2012


Description

Tápies pinta Tres grans arrencaments en 1967, mismo año en el que participa en la exposición Spagna: Vanguarda artistica e realtà sociale en la Bienal de Venecia. Durante este periodo, el pintor intensifica su labor como ensayista, publicando diversos textos sobre la posición social y política del artista. Si en ocasiones el pintor suele utilizar la referencia al número cuatro, a través del aspa o de la cruz, para hacer alusión a la división cuatripartita del mundo o a los puntos cardinales, en esta pieza obvia una de estas direcciones para centrarse en tres puntos únicamente. El cuarto se sugiere por omisión. En realidad, Tápies ha partido del esbozo de una cruz griega, pero ha pintado de blanco tan solo el final de tres de sus brazos. En el resto del lienzo se mezclan tonalidades grises y ocres, empastes de pintura y otros materiales, que dotan a la obra de este aspecto matérico o mural tan habitual en la obra del pintor catalán. Aparentemente solo vemos formas, que incluso podrían parecer aleatorias. Sin embargo, Tápies, sobre todo a partir de finales de la década de los sesenta, momento en el que se ejecuta esta pieza, entiende el arte de forma muy particular. Para él, el arte tiene que transformar la conciencia de la gente, hacernos reflexionar sobre el paso del tiempo y el dolor. Podría decirse que para Tápies el arte posee cualidades terapéuticas, incide en la parte más emocional del ser humano.