Artistic Collections

Searcher


Beginning of the Collection


Telefonica´s Art Collection is the company´s commitment with the artwork of several artists which were scarcely represented in public and private art collections during the 1980s: Picasso, Chillida, Gris, Tàpies and Fernández.

Contemporary Photography


Telefonica´s Contemporary Photography Collection contains the works of 48 outstanding artists such as Jeff Wall, Cindy Sherman, Vik Muniz, Axel Hütte, Jorge Molder or Bleda y Rosa.

Cubism


Art collection based upon the works of Juan Gris and his contemporaries.

TELOS


The TELOS Art Collection was born to illustrate the TELOS magazine. Each number included artwork by well-known Spanish artists from the 1980s and 1990s.

New Figurative Painting


Our commitment to support the development and diffusion of our culture.

ELIASSON, Olafur > The horizon series


Date:
2002

Technical and Support:
Instalación de 40 fotografías color de revelado cromógeno

Measures:
22,5 x 104,5 cm (c/u)

Location and date of the author :
Copenague, Dinamarca, 1967 -- ,


Description

Esta serie presenta cuarenta fotografías en color de formato panorámico de 22,5 x 104,5 cm, que inciden sobre uno de los elementos recurrentes en nuestras vidas y en la historia del arte: la línea del horizonte. Las imágenes se despliegan montadas unas junto a otras, configurando una especie de panóptico fotográfico sobre la geomorfología del territorio nórdico. Eliasson detiene la belleza salvaje de los lugares retratados mediante el gesto de la fotografía. Las composiciones no pretenden realizar esfuerzos expresivos, sino únicamente capturar la naturaleza tal y como ésta se muestra, en continua evolución. La técnica fotográfica permite a Olafur Eliasson acercarse de un modo más experimental y cercano a la naturaleza. Sus imágenes fotográficas generalmente son fruto de los viajes realizados por el artista a Islandia y se diferencian claramente de sus instalaciones, que parecen más producto de largas reflexiones y meditaciones en su estudio. El propio Eliasson ha comentado que para él es más importante la experiencia del trabajo artístico que la propia pieza final, situándose en una línea en la que prima el proceso creativo sobre la plasmación objetual y física de la obra. En esta gigantesca instalación fotográfica, de casi nueve metros de largo, Eliasson se comporta como un geólogo, pues representa imágenes de la orografía nórdica con una minuciosidad extraordinaria. El espectador puede así establecer múltiples relaciones entre las imágenes, dejarse llevar por el análisis metódico del paisaje representado, colocándose él mismo en el inagotable intersticio entre realidad y representación fotográfica.